Home » Posts tagged 'Venezuela'

Tag Archives: Venezuela

Librarianship in Venezuela, Personal Experiences in Information Literacy and Information Science Research

This article has been published in “Raamatukogu” (Library) nr. 6/2011, pp. 32-34. Reproduced here with the Editor’s permission

In this article, I am going to offer some very brief insights into the librarians and librarianship in Venezuela, as well as some of my personal experiences in an information literacy (IL) program. Also, I comment briefly my experience as a Library and Information Science (LIS) student in Europe, as I took my Master in Norway, Estonia, Italy and Switzerland. Finally I present some notes on my PhD project, currently taking place in Tallinn University.

The Central University of Venezuela and the School of Librarianship and Archives

In Venezuela there are two major schools where LIS is taught, there are located in the Central University of Venezuela (CUV) and in the University of Zulia. I studied the five-year Bachelor in Librarianship in the former. The CUV, located in the capital city of Caracas, was founded in 1721, making it the oldest university in Venezuela and one of the oldest in the Western Hemisphere. This university has been the alma mater of many of the most notable scientists, humanists, intellectuals and even some of the presidents of Venezuela. Its current location, the University City of Caracas, built between 1940 and 1960, is comprised of around 40 buildings in 2 km2, designed by Carlos Villanueva, with collaborations of international avant-garde artists of the time. In 2000, UNESCO declared it a World Heritage Site.

The School of Libraries and Archives was founded in 1948, it offers five-year Bachelors in Librarianship or in Archives. This school also offers two possible postgraduate degrees: a one year specialization in Networking Management and a two year master degree in Information and Communication for Development. Sadly, there are no PhD level studies in the LIS field in Venezuela.

Some Notes on Venezuelan Librarians

Venezuelan librarians who are motivated enough are some of the most committed, serviceable and friendly professionals in the country. In many libraries it is possible to find employees who are librarians by vocation, not by academic degrees, this is due to the fact that some abandon their studies often in their thesis stage or because they could not enter the university. However, in most of the cases I have found that nonetheless they are an invaluable human resource and sometimes they are very eager to go back to the university or take courses taught by “official librarians” and they really profit from them. I can say that I have benefited a great deal, at a personal and professional level, from meeting and working with them along my career. Librarians in Venezuela advocate with conviction for reading the promotion, users’ instruction, to provide the friendliest service ever and to make the most with the few resources we have. However, we struggle every day with many different challenges. The most recent being some measures imposed by the government, such as the currency exchange control that drastically reduces the ability of libraries to acquire new books and journals, as most of them must be imported. Also, there has been a reduction in the national production of publications, partly due to some erratic policies of the few privately owned editorials and, in the other hand, the government owned editorials have not escaped the political situation in the country and they are part of the same social divide. So government owned editorials only publish authors that are well regarded by the government because of their work or their favorable ideas towards their political truths. Materials published by these editorials are usually of an extreme left wing thought, to say the least.

My First Steps into the IL World: Program for the Development of Information Competencies in the Metropolitan University

Perhaps the most important contribution I could do to the LIS field in Venezuela was while I was working as a Reference Librarian in the Pedro Grases Library of the Metropolitan University (MU). This library was named after one important bibliographer, historical and cultural researcher of the country. The most important contribution of Grases is the edition of the complete works of Andrés Bello, who wrote his influential Grammar and was one of the mentors and professors of Simón Bolívar. This library was established from Grases’ personal collection and has been enriched with further donations of the whole collections of many other important intellectual figures in the country.

While I was working as a Reference Librarian, it came a time when IL started to become a popular subject. From a LIS perspective it was already customary, although in a limited fashion, to provide user instruction; and from the government, there were some initiatives labeled as “literacy”. However, were based on providing access to the Internet through museums and libraries, and educating illiterate people (to overcome analphabetism). These attempts although plausible, were missing the point of IL. So, it was an important moment to start developing IL initiatives in the country, and the libraries had a good chance to gain attention, hopefully recognition as well, if the libraries could provide guidelines or at least experiences on this field. At the time, I was reading about the topic and I attended an online-transmitted inspirational lecture on IL (this lecture was given by Jesus Lau, who would later become one of my mentors and inspiration in achieving higher accomplishments), and I was also doing some learning interventions in some lecturer’s (whom I started to call “allied lecturers”) courses that were intended to help students to know how to use the library’s online resources. So, because I had such contact with the topic, I had the opportunity and the honor to coordinate the development of an IL project. There, I drafted a rough proposal, which was discussed with the other librarians working at the library. We also sought advice from some professors, especially from the allied lecturers.

The IL program was called Program for the Development of Information Competencies (the program). In order to correspond adequately to the university, the program was first and foremost modeled after the educational model of the MU, which in a nutshell, is comprised by the concepts of blended learning and the development of competencies. So the program would include class activities/lectures and also online activities/resources, in order to complement the class dynamics. To fulfill the second requirement, the program was based in the development of certain information competencies. The theoretical framework in which the program was based, although not very extensive was very simple, and I believe that in such simplicity lies its beauty and applicability. This framework, apart of having its roots on the mentioned elements of the MU’s educational model, was also based on the International Federation of Library Associations IFLA core information competencies, that are divided among the headings of: access; evaluation and use of information. There were other important influences when creating the program and its modules, which are detailed on the documentation that I produced about it, available in E-prints in Library and Information Science (http://eprints.rclis.org) and in some international conferences proceedings, such as the IX ISKO Congress.

The core of the program lies in its three modules, which were created from its objectives, contents, assessment forms, activities and resources. These modules are the following:

  • Module 0 Introduction to Information Access and Searching: in this module the students were introduced on the creation of searching strategies, Boolean operators, keywords, ways to limit their searching and the use of the library catalog.
  • Module 1 Development of Information Competencies and Internet Searching: this module would familiarize students to the core information competencies they can develop, they were also taught the principles for the evaluation of sources and to make the best possible use of internet search engines for academic purposes.
  • Module 2 Introduction to Academic Databases: three academic databases were introduced in this module. The choice of the databases, examples and activities used were determined by the specialty of the students.

These three modules were taught in different levels, corresponding to different moments in a student’s career. The first application of the program was in three of said moments: to first semester students, to students of methodology courses (around 5th semester) and students taking the thesis seminar (10th semester). This applied to all bachelor students of all the careers taught in the university. There were also sessions arranged for groups of postgraduate students and lecturers who were interested, all this with varying levels of complexity and difficulty.

Apart from the modules, there was a tradition in the library to create Powerpoint presentations about the use of the electronic resources of the library. In order to make them more attractive, we started to develop animated tutorials, which would replace the old ones and would include voice and music. These were done by combining different software applications: for audio and movie editing, and screencast software. Most proudly, these resources were made with equipment owned by the library and all production was made in house.  Around 8 tutorials of this kind were made when I was in charge of them. Finally, a 10-minute video podcast was made, in order to explain our first experience and promote the program.

There were many things left to do with the program. However, I am happy that I had the opportunity and the experience derived from leading a project of this kind, seeing its full first implementation, and be able to assess it. I consider it was a success, although it can be further developed including more modules, new multimedia resources, perhaps follow the lines of some social projects of the MU where the university offers free courses to the communities in need around it. Simplifying an IL program of this kind for these people in need who are living in the slums is imperative, as an important way to contribute in sensitizing and raising awareness on the use of information for their lifelong learning, culture and recreation. Hopefully to promote the culture of peace, democratic values and for this people to be able to perform more informed choices regarding their rights and duties as citizens and to improve their own lives. Finally, there is the need to open a space for dialog among other colleagues of the country to try and achieve consensus and produce a national set of guidelines, competencies or policies in IL.

While I was working in the MU, after a university wide application and assessment of the program, I found the website of the International Master in Digital Library Learning (DILL), with a call for applications for students from all over the world. Thinking that was a wonderful opportunity, even too good to be true, I decided to take every step necessary in order to apply. Overcoming every challenge natural of my country and any Spanish speaking one was not easy, I had to travel to another city in order to take the English exam, to translate every academic and legal document I had, which is no easy task, in a funny way and after seeing European documents I must say we may have some of the longest documents in the world and it seems that official translating has become a very profitable profession in Venezuela.

The European Years: International Master in Digital Library Learning (DILL)

DILL is a two-year master course that takes you to at least three European cities: Oslo, Tallinn and Parma. In my case, for academic affairs I also visited Pisa, Corfu, and I did an internship period in Geneva, which can be the subject for another article, as I had the authentic pleasure of working almost a month in the library of the European Organization for Nuclear Research (CERN). In retrospect and now with a broader understanding of my own knowledge and situation, I think the most positive aspects that DILL brought to my professional life are: to get to know and have good relationships with some of the best LIS professionals and professors from all over the world; DILL also opened my mind to a wide variety of current and innovative subjects in the field, where the only difficulty is to get to choose what you want to study next. At a personal level, I got to study with 20 colleagues from 17 different countries. I got to put my English language skills to a much needed field test, as I got used to the wide variety of different accents and ways of speaking. It was also priceless to be exposed to such a wide variety of cultures and ways of thinking. As with the researchers and professors I met during those two years, I still maintain contact and friendships with some of them.

When it was time to make up my mind regarding the topic for my master thesis, I discussed a very wide variety of topics with Sirje Virkus (who would later be my supervisor) and at some point we agreed that I was going to research on information behavior and social networks. The topic of the master thesis got me a bit away of my previous research, which as I wrote above, was in IL. However, that choice has shown to be quite satisfactory, as I was awarded with a second prize commendation in Tallinn University for it, and I recently published a revised and expanded version of it in the form of the book Exploring Users’ Information Behavior in Social Networks: A Contribution to the Understanding of the Use of Social Networks.

Moving on: PhD studies and the merging of old and new ideas

The months after DILL were moments of decisions and timing. At the end I decided not to turn back and return, instead I applied for the PhD in Information Science in Tallinn University and I got accepted. Now other are the challenges: there is more independent work, the application for more permits and financial aids, normal of living in Estonia for a longer term. My current research is at the same time a logical step up from my master thesis but also a mix of other ideas and interests I have had during my career. Studying the Influence (or Mutual Shaping) of Social Networks in a Learning Experience takes as a starting point the insights I found out about users’ behavior when using social networks. In this research I designed a series of class activities and lectures in order to find out: a) some insights into how do students experience learning when they are engaged in a learning experience that uses social networks; b) to study the challenges and opportunities of using social networks in higher education; c) to discover how does the students’ different literacies (with varying levels of development according to each individual) affect how successfully/unsuccessfully they respond to such a learning experience; and d) how there is a mutually shaping phenomenon between the use given to the social networks and the learning experience itself; meaning to find out how the response of the students may shape changes in the design of this learning experience for further applications and to reshape the design of social networks from educational applications. This means that the use of social networks in education might introduce or ask for modifications in the design/features of social networks, just as the networks can produce changes in the design of the learning experience. Hence, mutual shaping, one influences the other and back again.

I chose to speak about literacies in this current research, instead of just only about IL because there are an almost indeterminate number of literacies, depending on the field where different researchers that have used a literacy associated concept come from. And also, we may put different literacy based terms together under the umbrella term of literacies, or even IL, as I explain below. Consider the following working definition of literacies, as the varying degree with which an individual possesses or has mastered competencies or skills for handling information of different nature or information in different media or format, such as: new literacies, digital literacy, media literacy, numerical literacy, scientific literacy, musical literacy and so on. What all these and other sorts of literacies have in common is that they define the ability to handle a certain kind of information. This is why I state that they all belong under the terms literacies or information literacies. However, for practical reasons and because I am interested in information handling as a general purpose skill and also in the handling of information technologies (social netwoks), I am going to limit this research to information literacies and digital literacies. I expect to redefine my methodology and conduct my final study in the upcoming months.

Venezuela bans videogames

As a kid there were two things that encouraged me to explore new worlds and learn English: rock music and videogames. Some days ago in Venezuela, my place of birth, they started to enforce a law to practically ban videogames., with fines from 30.000 to 60.000 US$ and prison time from 3 to 5 years for those who import, sell, distribute and (use?) videogames. That is very sad for me, as Venezuelan and as a gamer. I feel they are closing a way for kids to learn English with games to have more and better opportunities than the ones who don’t develop language skills (it is important to note that before the current generation of game consoles, which are multilingual, we had the same North American releases, in English). The major driving force behind the law is to protect children from violent games, a thing in itself very plausible, but is a total ban we are talking about, ignoring any age rating system that exist or the rights of adults to enjoy these products as well.

The law’s name is Law for the Banning of Videos and War Toys. It is no secret that there’s a huge problem of crime and violence in the country, this is one of the premises supporting the law, as the congress state that “there are scientific studies that prove there is a notorious influence on the future citizen’s conduct and the activities they do in the games”. But how about the incendiary speeches of most of the politicians in the country? And the possession of guns among the civil population and the shootouts in the slums? How about the continuous acquisition of guns, weapons, planes, submarines, etc? The almost declarations of war with neighboring countries?

The politicians at the congress indicate that this law “is not going to solve the problem of the violence, but it opens a space, a positive scenario for the discussion in different areas, nationally and internationally”. These statements only show the shortsighted criteria used by the politicians to make this law, how do you open a space for discussion with a total ban? It’s like in the United States with the prohibition, you only encourage the creation of illegal channels and businesses which is way worse as history has proven. As a gamer, I had to cope up with the problems of distribution of games in Venezuela, there are no GameStops, so there were independent importers who could charge you up to 140 US$ for a game and about 900 for a console (these were numbers I found out between December-February when I went to Venezuela), now with all videogames related economy being illegal, how much should be the price for an original game?

As many of the country’s laws intended to censor something, the solution is to ban, to punish or close,  like they did with the radio stations they closed, with the television channel they had the luxury to close two times, can one be critical? No, the government won’t even try to find a middle ground, to cite a Venezuelan politician: we have a clash of classes.

Some could say that the law is not a total ban, but it’s so vague, so we can be talking about that stomping on goombas or racing a kart while throwing turtle shells is violent and war-like.

So it’s Game Over and no Continues left, it’s a sad, sad day…

How checking an online library catalog can be a geeky travel to the past

The National Library of Venezuela offers one of the most unique experiences in online library catalogs. To be able to check the catalog, you need to go first on a part of their website where you have the instructions on how to use it, only in spanish for now, but take my word on them.

First you will need a software to uncompress files, like Winizip or Winrar, then you have to download a “3270 emulator” for Windows, sorry, no Linux or Mac OS support for now, but works on Vista and 7, so that alone it’s pretty cool. As for this 3270 emulator, Wikipedia says it’s “a computer program that duplicates the functions of an IBM 3270 (manufactured c.a. 1972) mainframe computer terminal on a PC or similar microcomputer.”

So, following the installation of the emulator, configure the IP to 200.90.17.68 and you will enter the automation suite ND-NOTIS. Again, taken from Wikipedia: “ND-NOTIS was a tightly integrated yet modular office automation suite by Norsk Data introduced in the early 80s, running on the SINTRAN III platform on both ND-100 and ND-500 architectures.”
Now there’s no more mouse input for you, so you have to login and input commands using only the keyboard: you press “b”, then “Enter”, then “Tab”, you put in the username “OPERATOR” and password “OP3RAT0R” (pretty sneaky, huh?), then “Enter”, “F10″ and write in caps the word “LUIN” and… VOILA!

ALFIN! está listo el podcast

El podcast titulado “Programa de Desarrollo de Competencias en el Uso de la Información” recoge en estilo reportaje la experiencia en Alfabetización Informacional de la que he sido parte al trabajar en la Biblioteca Pedro Grases de la Universidad Metropolitana en Venezuela. A continuación encontrarán enlaces a los tres episodios que lo conforman en formato mp4 “ipod ready” y flash para una mejor visualización en línea.

___________________________________________________________________

MP4

Parte 1: Alfabetización Informacional

Parte 2: ALFIN en la Biblioteca Pedro Grases

Parte 3: Entrevistas a estudiantes y créditos

Podcast completo

FLASH

Podcast completo

Entrevista sobre Alfabetización Informacional

Entrevista realizada el 14 de febrero 2008 para el Magazine Digital Bibliobytes, por la Profesora Rossana París (Universidad Metropolitana) a la Profesora Celia Camilli (Universidad Metropolitana, Universidad Central de Venezuela) y al Lic. Juan Daniel Machín (Bibliotecólogo egresado de la Universidad Central de Venezuela y Referencista en la Biblioteca Pedro Grases, Universidad Metropolitana). Fotos: Germán Prieto. Audio remasterizado y música: Donovan W. Figueroa.

Puedes escuchar/descargar la entrevista aquí

Personal:

Rossana París (RP): entrevistadora

Celia Camilli (CC): entrevistada

Juan Daniel Machín (JM): entrevistado

Abreviaturas comunes:

ALFIN: Alfabetización Informacional

UNIMET ó La Universidad: Universidad Metropolitana

La Biblioteca: Biblioteca Pedro Grases (UNIMET)

El Programa: Programa de Desarrollo de Competencias en el Uso de la Información

RP: El Programa Alfin, al fin qué? ¿Qué estamos haciendo?, ¿hacia dónde vamos?, ¿cómo nació esto? …yo sé que esto es una cosa ya… mundial.

JM: Si.

RP: Entonces, échenme el cuento, pues, yo después les hago las preguntas

JM: Es Algo bien curioso es que se llame ALFIN, es como que “ALFIN lo hicieron”, ¿no? Sin embargo en el caso Venezuela, en la Universidad Metropolitana, con este programa de la Biblioteca somos pioneros, prácticamente en el país, ya que lo que se ha hecho por ejemplo, a nivel de gobiernoes alfabetización a nivel de lecto-escritura, aprender a leer y aprender a escribir. Esto va más allá, aprovechando que somos una institución de educación superior, es como bien pertinente y es más el área a la que tenemos que abocarnos hacer una alfabetización informacional, de allí viene ALFIN (alfabetización informacional).

RP: ¿Me estás diciendo que somos los primeros casi en Venezuela, o es seguro eso?

JM: Yo fui a un congreso en Valencia (Venezuela) en noviembre a llevar una ponencia acerca de qué es lo que estábamos haciendo y encontré que hay otra experiencia bastante similar, que se ha hecho casi en paralelo, si no fue al mismo tiempo fue un poco después, en la Universidad Experimental del Táchira (UNET, Venezuela), tuvimos contacto allí con la gente que… me comentó que es un profesor de Sistemas (el coordinador de esa experiencia) y los enseña a utilizar Internet, a cómo hacer sus búsquedas en Google para buscar artículos académicos que les sirvan para sus materias.

RP: ¿y tu papel aquí?

CC: Bueno, yo estoy aquí…

JM: Yo creo que con Celia se inició todo…

CC: Eso es lo que te iba a decir, ¿no? Porque vamos a decir, Juan Daniel conoce y yo pienso que es parte de ese hijo que tiene él aquí y el cambio que ha hecho dentro de la Universidad, ¿no? Pero bueno, yo participé en esos inicios, entonces a través de las clases de Metodología, porque yo dicto aquí clases de Metodología, en esa búsqueda que uno tiene de ayudar a los estudiantes a conseguir información que sea confiable, viable, que no busquen cualquier información para poder armar sus investigaciones. Con esa inquietud coincidimos y buscamos apoyo en la Biblioteca, al buscar apoyo en la Biblioteca siempre estuvo Renyel Pan y Juan Daniel Machín que estaban todo el tiempo apoyándonos, eso implicó que en la medida en que íbamos dando las clases y las hemos ido mejorando durante todos los semestres, que ellos vinieran a las clases y nosotros también movernos a ayudar a los estudiantes a buscar información, y que fuera información con características vamos a decir científicas, académicas para que los estudiantes pudieran ir haciendo sus trabajos de investigación. Esos fueron los inicios y dieron un fruto, no solamente se inició… por lo menos en mi caso, yo que doy clase en Psicología, en Educación y en la Especialización de Gerencia de Instituciones Educativas, este proyecto se inicia con la Profesora Elena de Martínez en la Escuela de Psicología, que fueron los primeros estudiantes que vinieron a recibir esta información. Luego, me pareció tan necesaria que traje mis estudiantes de Educación, y después, finalmente, a la Especialización, claro, esto tiene una ventaja enorme como proyecto, y evidentemente esos inicios se convierten ahora en este Programa tan grande. Yo hablaba con Juan Daniel de una cosa que me parece bien importante y yo creo que la Universidad tiene que verlo, así como la Metropolitana se distingue en todo lo que es el eje transversal como gerencia y toda la capacidad emprendedora que tienen nuestros muchachos al graduarse y es parte de su perfil de egresado, yo creo que hoy en día y con este Programa, yo creo que la Universidad tiene que terminar, no digo que no esté, tiene que terminar de darle el impulso de poder ver como eje transversal la búsqueda de información. Hoy en día no es un problema buscar la información, sino tener la capacidad de seleccionar aquella información que sea la relevante, pertinente y que te ayude a ti como estudiante a poder manejarte dentro de unos parámetros que sean los acordes académicos y yo creo que la Universidad con este Programa tiene, y si lo incluye, viendo toda la modificación que hay en la Universidad en la búsqueda de competencias, y se lo decía a Juan Daniel, la competencia de búsqueda de información tiene que estar y no solamente vamos a decir en un espacio tan pequeño micro, que es importante, como en las aulas de clase, en los programas de algunos profesores que han empezado a incorporar esto, sino que tiene que estar como una competencia a alcanzar como perfil del egresado del estudiante de la Universidad Metropolitana. Bueno, así se inició y ha ido creciendo, no solamente creo que motivó a los estudiantes, sino que me motivó a mí como persona, como profesora, yo manejaba ciertas bases de datos, pero el conocimiento que tenían ellos dos, ha sido una cosa… bueno, siempre que ellos vienen a la clase y trabajan con nosotros, siempre salgo como el primer día de clases… qué maravilla… muchas gracias… Contenta, a pesar que esta va a ser la tercera experiencia, con esto ya van tres semestres.

RP: Ok, tres semestres, pero digamos, ¿iniciaste con Psicología, y ya en estos últimos dossemestres, Celia, toda tu programación?

CC: Sí.

RP: ¿Y cómo ha sido la experiencia?, ¿tú crees que lo que ustedes han transmitido, han logrado que los demás lo capten?, ¿cómo han visto ustedes los frutos de eso, aparte de Celia que lo debe haber visto de otra forma?

JM: Ya hemos tenido contacto con otros profesores y también aprovechamos las clases de la materia Introducción a la Computación, en donde tuvimos contacto con bastantes profesores quienes también tuvieron una muy buena impresión y además tenemos resultados estadísticos de encuestas que les pasamos a los estudiantes, que a propósito hacíamos preguntas semejantes antes de la primera clase y al final de la tercera clase, eran tres clases.

RP: ¿Y cuáles son los resultados así a grosso modo?

JM: Son muy positivos, el sondeo salió bien positivo, también tenemos unas fallitas detectadas, por ejemplo, que el módulo tal era muy fastidioso, claro, lo que pasa es que fueron muchachos de primer semestre y les quisimos hacer un paquete completo y la última clase eran las bases de datos comerciales y ellos veían como que si yo apenas sé inglés, qué pasó con esto, y qué es esto, para qué me va a servir…

RP: Claro, de repente ese es para otro público distinto o con mayores requerimientos en información que estos que se están iniciando, ¿no?

JM: Lo bueno es que en ese caso es que ya uno de entrada le dice a los estudiantes, “miren está esto” y así uno evita que a la mitad de la carrera que empiezan a investigar o cuando les toque su trabajo de tesis, que nos digan “miren, ustedes no tienen bases de datos”, o “¿¡ah, eso lo tenía la Biblioteca!?”, como ha pasado con generaciones anteriores.

CC: Esos dos puntos que acabas de decir son bien importantes, el estudiante primero, cuando Juan Daniel enseña toda la cantidad de posibilidades que hay dentro de la Biblioteca es “¿esto existe?” y “¿nosotros tenemos esto aquí, dentro de la Universidad?” Eso un punto yo creo que de verdad es bien importante a resaltar. Y escuchándote, la otra cosa bien importante es, como tengo gente de la Especialización, no necesariamente todos han estudiado dentro de la Universidad, hay gente que viene de afuera, y todavía se impresionan aún más, estamos hablando ya de profesionales, de gente que tiene quizás una segunda carrera, una especialización y ellos mismos dicen “esto yo en mi universidad no lo tengo, con esas facilidades”, o sea que es un punto bien importante.

RP: Es decir que tenemos un recurso aquí en la Universidad, que no apreciamos en su justa medida, porque no sabemos que lo tenemos.

JM: Bueno, nuestro ALFIN está concebido en tres líneas: promoción, ya que al enseñarles a manejar estos recursos, les estamos enseñando que existen; alfabetización tecnológica, que toda la planificación y que se creó la comisión y se comenzaron a buscar las bases teóricas y a escribir los papeles y a hacer los planes y los diseños instruccionales, partió de la necesidad de… que la Profesora Eleida (Eleida García, Directora de la Biblioteca Pedro Grases) dijo “qué va a pasar con la alfabetización tecnológica”; pero también lo ligamos con la alfabetización informacional (la tercera línea de la que se habla), como llaman los colegas mexicanos “el desarrollo de competencias informativas”…

RP: Aja, ellos ya están montados en las competencias…

JM: Eso es aprender a aprender, aprender a usar información, a buscar, a evaluar, y al acceso, acceso, búsqueda y evaluación, esas son las líneas. Además, nosotros lo hemos combinado con el Modelo Acad, con las características de la Universidad, para hacerlo bien pertinente y darle una base bien sólida.

RP: Lo que les iba a preguntar, que un poco ya me lo han respondido, cómo ve el muchacho que se está iniciando en la Universidad el ALFIN, por llamarlo de alguna manera y cómo lo ve, pero ya Celia me contestó, que fue un descubrimiento de algo que tienen, pero un poco lo que quería era… ¿Ustedes creen que el adulto también necesita formarse en la búsqueda de información?

JM: Por supuesto.

RP: ¿Qué carencias tiene un adulto en la búsqueda de información? Porque uno sabe con los jóvenes, yo trabajo con los que están entrando y por supuesto para ellos…

JM: El adulto yo veo que lo que tiene es aquel criterio formado, sí sabe distinguir lo que es una buena información de una mala, por lo general, porque si ha estudiado, investigado, se ha enfrentado con información. La parte importante que hay que desarrollar en los adultos es la parte de las tecnologías, cómo va a usar la tecnología, qué herramientas tecnológicas tiene y cómo usarlas…

RP: Que en el muchacho él tiene las herramientas tecnológicas…

JM: El caso inverso…

RP: El caso inverso, exacto, generalmente él las maneja muy bien…

JM: Y eso lo vimos, en las encuestas se refleja que ellos en esa parte están muy bien y de verdad que si desarrollamos el potencial de evaluación de fuentes, búsqueda de fuentes, pueden, ser usuarios exitosos de información.

CC: Esta información yo pienso que no solamente sirve para un trabajo de grado, o para cumplir con una asignatura que se llame Metodología, sino que sirve para cada una de las materias donde ellos están trabajando, y el Programa, como busca promover, yo creo que es importantísimo también promover entre los profesores, porque yo como profesor, si yo no manejo las bases de datos, cómo les puedo después exigir de que busquen información que sea confiable, pero yo tampoco tengo conocimiento de lo que se está ofreciendo dentro de la Universidad. Entonces allí yo creo que es importante servir de multiplicador y en mi caso, bueno, una vez conocido esto, a la gente que está al lado pues… “y de verdad, ¿la Universidad?” y profesores, colegas, empiezan a motivarse y viendo, y la Universidad, yo siempre digo: la Metropolitana, la Biblioteca, uno no sabe la capacidad y el potencial que tiene, porque uno se queda muchas veces, o por lo menos eso era lo que a mí me pasaba antes, porque también podría preguntarme: ¿qué pasó antes de estos tres semestres? Y era como… bueno, la Biblioteca era como una cosa tan lejana…

JM: Hermética…

CC: Hermética, que tu no sabías si hasta la forma de pedir la información era la adecuada, porque uno antes de estos tres semestres tiene que repensarse y reflexionar sobre eso, y te das cuenta… yo le digo a mis colegas: no vale, allí hay una gente cheverísima y tú que eres profesor, tú no sabes las facilidades que te dan, el apoyo que sientes… entonces, esa cosa de promover que tiene el Programa, yo creo que es fundamental.

RP: Claro, lo que nos falta yo creo que a todos, y el otro día me lo decía un profesor, desde otro punto de vista, que tenemos tanta información, que nos falta información, entonces ese es uno de los errores que cometemos: yo tengo la Biblioteca allí pero yo tengo Internet, y yo puedo buscar en Internet, sabiendo que a lo mejor yo no sé usarla adecuadamente en el sentido de la búsqueda de información y aquí (en la Biblioteca) me resuelven el problema.

JM: Bueno, de eso se trata también el ALFIN, nos vemos enfrentados diariamente a una cantidad tan enorme de información, si usamos Internet, y la Biblioteca, las bases de datos, los correos electrónicos y las cadenas (correos electrónicos reenviados en cadena) y la televisión… entonces nosotros podemos saber adónde tenemos que ir, qué es lo que nos sirve, cuál es ese átomo del universo que tenemos que agarrar, y no sólo en el plano académico, el ALFIN es importante para cualquier plano, porque en una empresa, si manejan bien la información, si saben recabar información de distintas fuentes, pueden tomar las decisiones más acertadas; en la vida personal, uno mismo también, y de hecho, uno puede hacer un análisis más exacto del contexto, informarse mejor de lo que está ocurriendo, (por ejemplo) en nuestra situación del país que es tan compleja, y uno puede tomar mejores decisiones e incluso algunos hablan que esto puede ayudar a un mejor ejercicio de la ciudadanía.

RP: Pero es que, indudablemente…

JM: Y al comprender mejor el contexto, uno puede llegar a ser socialmente responsable.

RP: Bueno, fíjate que hay un filósofo italiano que ganó el Premio Príncipe de Asturias y él está diciendo que estamos en la etapa del homo-videns y que, según él, la culpa de que no tengamos un pensamiento crítico, etc. Es de la televisión. Para los jóvenes se adecúa mucho, esa cuestión, porque dice que como estamos tan acostumbrados a las imágenes, no nos planteamos el cuestionar esas imágenes, ni pensar sobre esas imágenes, porque nos están ofreciendo todo, y claro, uno ve nuestros muchachos y están acostumbrados a eso, a las imágenes, cuando ven la escritura, ellos no son capaces de evaluar lo que es importante de lo irrelevante y te digo, yo que estoy trabajando con los que están iniciando, a veces tú te quedas horrorizada, porque tú dices: ¿cuál es la idea más importante aquí? y a lo mejor (responden) es que la cartera es marrón, y tú dices, ¿eso es lo más importante para ti? Si. Pero ¿en todo esto es lo más importante? Si. Eso claro, es una cuestión que te bombardean de tantas cosas que pierdes la noción de la relevancia de las cosas, y a qué viene todo esto, a que este señor entre otras cosas dice que es fundamental para la democracia tener un hombre crítico y si no lo tenemos… allí viene todo eso, de la ciudadanía, que muchas veces nosotros decimos: que los muchachos son apáticos, pero claro, porque no tienen un pensamiento crítico y no se cuestionan cosas y como tú estás diciendo, si queremos formar ciudadanos como tal, tienes que conducirlos a que discriminen de toda la información que tienen, cual es la importante… ¿Cuáles son los planes para ALFIN? Juan Daniel, ¿Qué tienen ahora pensado?

JM: Bueno, ALFIN, lo primero que hicimos con la experiencia cuando fuimos a aplicar el Programa como tal, que para ese momento se llamaba Programa de Desarrollo de Habilidades y Capacidades en el uso de la información, hace muy poco, se transformó gracias a Celia en el Programa de Desarrollo de Competencias en el Uso de la Información, para tenerlo en un solo término así directo. Para la primera etapa que fue los del área inicial, hicimos tres módulos. El primero era sobre los recursos de la Biblioteca, pero lo tradicional: el catálogo automatizado, cuáles son las colecciones, cómo se usa la Biblioteca, las normas, todo lo que deberían saber de entrada al utilizar la Biblioteca de manera física, o sea, al venir al sitio. El segundo módulo era sobre cómo hacer búsquedas en Internet, utilizando Yahoo y Google, también Google Libros y Google Académico; y el otro módulo, tres bases de datos de las que tenemos, bases de datos comerciales.

RP: Estoy viendo porque nos llegó a todos, pero yo no lo voy a poder tomar, espero que lo sigan haciendo, que también hay un programa para los profesores.

JM: Ah, sí, ahora vamos a tener la primera experiencia con profesores.

RP: ¿Cuándo empieza la de los profesores?

JM: Eso yo creo que es la semana de arriba, no la que viene si no la otra… Bueno, además para el programa, la Profesora Eleida, con sus estudiantes de química, un día me llamó y me dijo: mis estudiantes no saben hacer resúmenes ni citas bibliográficas. Entonces vamos a hacer un mini módulo, ese módulo sólo se le ha dado a ese grupo, porque fue así de última hora y vamos a sacar esto ya, son lineamientos de cómo se hace un resumen de un artículo, de un libro y cómo se hacen las referencias bibliográficas, según tres normas distintas, les mostramos las APA, lSBD y las ISO.

RP: ¿Y eso se lo van a dar también a los profesores ahorita?

JM: No, ese mini módulo, se va a terminar de desarrollar y va a conformar un módulo de apoyo metodológico, que es otro elemento que falta para seguir desarrollando competencias en el uso de la información, porque hay distintas competencias, por ejemplo, la IFLA (Federación Internacional de Asociaciones Bibliotecarias), que es por lo que nos regimos los…

RP: Bibliotecólogos…

JM: … los profesionales de la información en general, tienen una serie de directrices (la IFLA) para prácticamente cualquier cosa que tú puedas hacer en una biblioteca o en un centro de información en general, entonces ellos tienen unas directrices para lo que son programas de alfabetización, y ellos formulan tres grandes competencias, que son el acceso, uso y evaluación de la información, pero también hemos buscado otras competencias, otras visiones, hay unas del Espacio Europeo para la Educación Superior, que esas las estamos utilizando, tratan también de analizar, sintetizar, resumir, y es un listado.

RP: ¿Y todo eso lo vas a incluir en el módulo de los profesores?

JM: Es que, son muchas competencias, entonces en cada módulo vamos atacando de a poco cada una y hay algunas que se combinan… los primeros módulos son como para presentar cuáles son las fuentes de información que tenemos, de hecho, faltaría un módulo para la parte más tradicional que son las fuentes impresas, porque una fuente impresa no se utiliza de la misma manera, y uno como investigador, yo digo que tiene que mantener un equilibrio de fuentes: libro, revista, electrónico.

RP: Claro, y hay una fuente que utilizan los historiadores que son los documentos…

JM: Ah, bueno, para los historiadores son imprescindibles…

RP: Claro, hay un público que tiene unas especificaciones muy propias de…

JM: Para nosotros, que estamos más relacionados con los métodos de las Ciencias Sociales, tenemos más versatilidad en cuanto al tipo de fuente que podemos utilizar.

RP: Claro… Celia, ¿cómo has visto tú en la práctica los resultados de haberte iniciado en ALFIN?

CC: Bueno, fíjate, dos cosas: la mía ya la conté en el sentido de que antes no había como mayor…

RP: Sí, pero me refiero a tus estudiantes…

CC: Entre los estudiantes, fíjate qué cambio he tenido dentro de la materia, cuando viene Juan Daniel, o nosotros nos movemos para la Biblioteca o a un laboratorio, dependiendo de donde nos ubiquemos, ese encuentro está al principio del semestre, entonces quedan las reglas claras frente a los estudiantes. Es decir, una vez conocido cómo buscar información, con las características que queremos, los trabajos que son entregados… ya no pueden estar buscando como yo les digo echando broma, ya no pueden estar buscando ni en vanidades, ni en cualquier página… sí, porque ellos abren Google y es lo primero, porque ni siquiera es déjame seguir viendo… no hay de verdad una selección con cierto criterio… como las reglas están claras, como se le ha dado una información que está allí, como hemos ido juntos, lo hemos trabajado, cuando ellos me entregan después los trabajos de investigación, sea en cualquiera de las tres asignaturas, yo lo que hago es, y ellos lo saben, reviso esas referencias, por lo menos al azar algunas de ellas y como ya las sabes leer y sabes de dónde provienen, si es una revista electrónica, si es una fuente confiable, uno ya tiene, y eso te lo va dando la experticia y el manejo en esa búsqueda, una buena lectura de cuáles son las referencias que ellos están manejando, tienen más claros cuáles son los criterios y cuánto vale el puntaje de la búsqueda de información confiable, si lo sabes citar bien, si hiciste un buen resumen, entonces el estudiante está informado desde el principio cuáles son las reglas del juego y no solamente se queda dentro de la clase, dentro de la asignatura que estás dictando. Si tú como Escuela, en un ámbito mucho más macro, si tú como Escuela sabes que tienes en un segundo semestre una metodología, la cual ayuda a los estudiantes… por ejemplo el caso de Psicología, en que no es la única, en un segundo semestre, el resto de los profesores sabe que estos estudiantes ya recibieron la información y entonces ya no vale seguir buscando en vanidades y en la primera información que aparece, entonces los profesores mismos están informados de que estos estudiantes ya manejan estas bases de datos, entonces es más exigente el resultado que debes tener. Fíjate, en Psicología la tengo en segundo semestre, pero en Educación la ven en octavo, los estudiantes no ven metodología antes, solamente en la Licenciatura, qué pasa… por eso lo importante de manejarse a temprana edad, o los primeros semestres, como una competencia que va más allá del área del conocimiento, como lo que decía al principio, parte de las competencias del perfil del egresado de la Universidad Metropolitana y que nos caracterice por eso… en un octavo semestre ¿qué te dice un estudiante? Profe, si yo hubiera sabido esto antes…

JM: Lo ideal es que lo desarrolles como un eje transversal común a todos los egresados…

CC: Exacto, y el de octavo semestre te dice: yo no sabía manejarme con estas bases de datos. Entonces sería importante revisar que no solo perteneciera a metodología de la investigación, porque mi caso es distinto, sino como dice Juan Daniel, que a través del Programa, pueda llegar a cualquiera y que pueda usarse a través de la promoción y todos los aspectos que has mencionado…

RP: Acostumbrados al bachillerato, ellos creen que con haber hecho la tesis, me dicen: pero profesora, allá me decían esto y yo buscaba así… copian y pegan, esa es la otra, el otro lado…

JM: En el bachillerato… rincón del vago, puro veinte…

CC: Yo le digo a todas esas: vanidades. Ellos se ríen, pero ellos saben… y aquí tocamos un punto bien importante que es la ética, yo creo que hay que enseñarle al estudiante que las ideas del otro son del otro, y yo creo que es parte de este Programa…

JM: … y es una competencia informativa, la ética en el uso…

RP: … pasa que ellos no lo ven, no conciben…

JM: … también la ética está presente en temas controversiales, hay que buscar información de lado y lado (diversidad de pensamiento) para buscar dónde está la controversia, y por qué, y si existe alguna conciliación posible…

RP: …sí, yo creo que eso tiene muchas aristas que uno no se ha puesto a pensar, pero creo que con este Programa las vamos a ver todas, valorar además.

JM: Todo el Programa lo estamos construyendo en Biblioteca Ágora (herramienta tecnológica de apoyo a la labor docente), estamos utilizando esta herramienta, tenemos un cubículo virtual, los diseños instruccionales de los módulos, las presentaciones, estadísticas, el sentido es tenerlo todo centralizado allí. Además tenemos otro tipo de recursos, el ALFIN nuestro no se limita a las actividades presenciales, sino que también es aquella cosa 24/7 que está allí en Internet y que podemos recuperarla en cualquier momento: tutoriales breves de las bases de datos, cómo buscar en Internet, con tips y cuestiones bien dinámicas… y estamos utilizando recursos innovadores y de web 2.0 para enriquecer el Programa y tener varias opciones, no solamente presencial sino también digital.

RP: Juan Daniel, ustedes tomaron esta idea del ALFIN, es propia de esta Universidad, de la Biblioteca Pedro Grases, o ustedes pudieron ver que se estaba realizando en otras bibliotecas y tomaron la idea de allí, ¿o no?

JM: Nosotros estamos conscientes que internacionalmente se está haciendo, como dije al comienzo, por parte del gobierno es lecto-escritura y está el caso de la Universidad Nacional Experimental del Táchira, manejando recursos en línea gratuitos, más hacia lo que es Google. Nuestro ALFIN es bien sui generis, porque lo nuestro es un enfoque integracionista, combinamos las competencias que se están desarrollando internacionalmente, el modelo educativo de la Universidad, por eso utilizamos recursos web 2.0, que son aquellos ambientes distribuidos, aquellas distintas opciones con las que tu puedes ir con el facilitador o ser responsable de tu propio aprendizaje, eso lo tomamos del AcAd, entonces estamos como conciliando y viendo cómo podemos hacer algo bien grande, bien completo y también viendo hacia afuera, hacia Europa, México, utilizar las directrices de la IFLA y esto es una gran oportunidad que afortunadamente somos un equipo construyendo esto y tenemos el apoyo de profesores como Celia cuya ayuda ha sido inestimable.

RP: Sí, y creo que vas a tener el apoyo de muchos profesores cuando sepan realmente… estos cursos, lo que ustedes están programando… el otro día estaba conversando con alguien y me dice, es que voy a tomar el curso de la Biblioteca… y bueno, te va a abrir un mundo que uno no conoce.

JM: Y es una tremenda oportunidad para la Universidad porque en este país se está empezando, en general ALFIN está en pañales y nosotros estamos bien adelantados ya y todavía tenemos ideas…

CC: Además hay que entender que lo que hace es mejorar la calidad de esa práctica educativa que llevamos todo el tiempo, no sólo eso, la excelencia…

RP: … multiplicadores en el sentido de que uno le va a decir a los alumnos: mire, vaya, diríjase a la Biblioteca, busque tal y haga tal cosa para que pueda…

JM: … y el ALFIN es uso de información, como información lo es todo, es responsabilidad social, es educación a distancia, tiene un montón de aristas.

RP: …claro que sí, estábamos como en la Edad Media con las bibliotecas de los monasterios…

JM: …menos mal que a los Bibliotecólogos ya no nos tienen copiando libros… Una vez ya podamos cubrir lo necesario para el perfil del profesional, profesores y comunidad unimetana en general, incluso nos queda camino que recorrer, también podría ser una oportunidad que tiene la Universidad en cuanto a inclusión de comunidades en eso, al ampliar el Programa hacia afuera, ALFIN hecho para las comunidades, una cuestión un poco despojada de aquel componente académico quizás un poco más denso, más bien para la comunidad, para el pueblo.

RP: Eso habría que plantearlo a servicio comunitario, que tiene tanta relación, y ver de qué manera… incluso poner hasta uno de los proyectos de servicio comunitario… Bueno, no sé si quieren agregar algo, que a mí se me haya escapado, que ustedes consideren importante…

JM: …no, no, quedó muy bien, quiero una copia…

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 383 other followers

%d bloggers like this: